7 mitos sobre la depilación láser

Chica con una pizarra donde se puede leer 7 mitos sobre depilación láser

La depilación láser es uno de los avances más importantes de los últimos tiempos, pero existe mucha confusión sobre sus aplicaciones, durabilidad…por eso hoy vamos a intentar desde emmabella aclararos un poco las ideas con estos 7 mitos sobre la depilación láser.

  • Es necesario dejar crecer el pelo antes de depilarse.

    Es necesario que NO se haya depilado con cera o pinzas unos 10-15 días antes del tratamiento. De esta manera existirá el tallo del pelo que será el responsable de conducir la energía del láser desde la piel a la matriz del pelo. Dicha matriz  es la que queremos destruir, pero se puede SÍ depilar con cuchilla.

Mujer afeitándose y una mujer con bigote

    • “No se puede realizar la depilación láser en verano”.

      No es cierto, se puede realizar durante todo el año, la única contraindicación es la piel bronceada. Si es verano, y se toma el sol con protección o se depilan zonas cubiertas como las axilas, no hay ningún problema. Lo que si debemos es esperar un tiempo prudencial. De todas formas, como los intervalos entre sesiones son de 6 a 8 semanas, se puede hacer una sesión antes del verano, y otra después, cuando el bronceado haya desaparecido

       

    • “La depilación láser es dolorosa”.

      Se nota el calor de la luz del láser, que puede ser molesto en algunos pacientes pero no es doloroso. Para mitigar esta pequeña molestia, en emmabella utilizamos, en combinación con el láser, un sistema de gas criógeno que a la vez que el láser dispara suelta este gas aliviando la zona que está siendo tratada al instante. La depilación con láser es mucho menos dolorosa que la depilación con cera, por ejemplo.

Mujeres con piernas extendidas en vertical haciendo referencia a la depilación

    • “El vello vuelve a salir con el tiempo”.

      Si utilizamos la tecnología adecuada, respetamos los tiempos entre sesiones y seguimos todas las indicaciones de la técnico, en el cuerpo no volverá a salir. En la cara, si hay estímulo hormonal, puede salir un poco de vello, pero en mucha menor cantidad y mucho más fino que en el inicio.

    • “Este tratamiento, no tiene cuidados posteriores”.

      No es así, pues cuando se realiza una sesión, la piel queda sin vello y algo sonrosada. Este eritema dura como tras un tratamiento con cera caliente, unas 2 horas. Los cuidados de pos-tratamiento consisten en la aplicación de cremas con aloe vera durante 4 días y en evitar todo foco de calor y de humedad sobre el área tratada (sol, piscina, spa, bañera). También es necesario que se utilice protección solar total si la zona está expuesta al sol.

    • “La depilación es un tratamiento caro”.

      Este método de depilación es más rentable que otros, si lo analizamos en su totalidad. La inversión depende de la extensión de la zona a tratar, pero seguro que es menor que la suma total del coste de todas las depilaciones tradicionales, con el ahorro de tiempo que conlleva.

    • “No todas las zonas se pueden depilar con el láser, sobre todo hay que evitar las zonas más sensibles”.

      No es cierto, cualquier zona del cuerpo que tenga el pelo apropiado es susceptible de ser depilada con láser (piernas, ingles, axilas, brazos, espalda, área facial, etc.) y es especialmente útil en aquellas zonas donde se producen intolerancias a la depilación tradicional como manchas, foliculitis, quistes, etc.

Miriam